El Dakar no es una comedia romántica

|

¿saben esta escena, muy de comedia romántica, en la que ella, muy enfadada se baja del coche y él sigue a su lado al ralentí? Pues en el Dakar no pasa. Si un copiloto pone el pie en la arena, ahí se queda. En el medio de la nada y a la espera de que alguien pueda ir a recogerlo. Lo cuenta, ahora que ya ha pasado el mal trago, Xavier Blanco, copiloto de Ricardo Ramilo. Explica que la conducción les estaba poniendo en peligro –y esto lo  dice un tipo que corre el Dakar– y decidió bajarse. Lo que no se esperaba era que su “compañero” se fuese quemando rueda. Menudo pronto debe de tener. FOTO: un participante del dakar | efe

El Dakar no es una comedia romántica