A la búsqueda de un tonto al cuadrado

|

anda la Policía buscando pistas que puedan llevar a la localización del autor o autores de la pintada en una de las esculturas del siglo XII de la fachada de la catedral santiaguesa en la plaza de Praterías. Una animalada de dimensiones épicas y por la que el descerebrado que lo haya hecho se arriesga a tener que afrontar una multa de hasta 160.000 euros. Hay quien cree que dada la temática elegida (caracterizar al santo en cuestión como uno de los cantantes de la banda de heavy Kiss), los agentes pueden restringir el campo de sospechosos una barbaridad. De hecho, para ellos, sería casi suficiente con buscar los que hayan pasado por el Resurecction Fest, festival en el que el mítico grupo norteamericano dio su último concierto en España. Sin embargo, después de ver la tranquilidad que reinó en Viveiro, es bastante improbable que por aquellos pagos hubiera un tonto al cuadrado del nivel del que pintarrajeó la escultura. FOTO: Por suerte, la escultura ya pudo ser limpiada y perdió su añadido azul | aec

A la búsqueda de un tonto al cuadrado