Maradona todavía no puede descansar

|

Todo hacía sospechar que la muerte de Maradona no sería, ni mucho menos, el final de sus escándalos extradeportivos. Después de un funeral al que poco le faltó para acabar en batalla campal y unos selfis muy desafortunados que bien podrían haber derivado en linchamiento, ahora la Justicia argentina prohíbe que se incinere el cuerpo del astro del balón debido a un aluvión de demandas de paternidad salidas ahora de hasta debajo de las piedras. Se ve que los hay más interesados en un nombre –y, llegado el caso, una herencia– que un padre al que en vida habrían tenido compartir con millones de aficionados. FOTO: un altar dedicado a maradona| efe

Maradona todavía no puede descansar