Los secesionistas convierten la manipulación en arte

|

HAY mucho de perverso en el discurso de los secesionistas catalanes. Nadie en su sano juicio puede cuestionarles la maestría que han demostrado hasta ahora para la manipulación. Por ejemplo, cuando Roger Torrent se permite el lujo de asegurar que no permitirán que los jueces elijan al presidente de la Generalitat. Por supuesto que ningún magistrado lo hará. Lo que sí hará es mantener en la cárcel a quien a cometido un delito y, además, tiene intención de reincidir en su falta. Así de simple. Sus argumentos siempre son arteros y malintencionados. Como cuando se empeñan en hablar de presos políticos y, en realidad, tendrían que definirlos como políticos delincuentes. Y, mientras tanto, los independentistas vuelven a preparar el terreno para intentar repetir su intentona de golpe de estado. FOTO: Roger torrent, presidente del parlament y de la manipulación | aec

Los secesionistas convierten la manipulación en arte