Una coincidencia muy desafortunada

|

la verdad es que tiene muy mala leche el que decidió que el etarra “Pakito”, que pese a su nombre fue uno de los más brutales carniceros de la banda, vaya a salir de prisión el día que se cumple el 33 aniversario del atentado contra la casa cuartel de Zaragoza. Allí murieron once personas, cinco de ellas niñas, pero el currículum de muerte de Mugica Garmendia, que ese es su auténtico nombre, es mucho mayor, 22 muertes y casi un centenar de heridos. Ahora, seguro que algún socio del Gobierno de Sánchez le rinde un apoteósico homenaje en el que lo tratan como un héroe. FOTO: homenaje a las víctimas de zaragoza | efe

Una coincidencia muy desafortunada