Y si yo no juego, que nadie juegue

|

jaume Roures es como ese niño malcriado que por desgracia es el dueño de la pelota y, cuando pierde el partido, se la lleva y se acabó la diversión. Desde sus diferentes medios de comunicación, el que fuera el rey del fútbol televisado, ha emprendido una dura campaña contra las apuestas deportivas. Sin embargo, lo que se callan esos medios es que el propio Roures intentó sin éxito crear su propia plataforma de apuestas. La cuestión es que le fue tan mal que, tras perder 2,6 millones en un año, decidió cerrarla. ¿Cuál sería la postura de esos medios si hubiera sido un chollo? FOTO: Jaume Roures| AEC

Y si yo no juego, que nadie juegue