En busca del inmigrante perfecto

|

al final, ese cachorro de Johnson acusado de supremacista, racista y no se sabe cuántas cosas más acabadas en “ista” tampoco es que fuera tan diferente de su jefe. El Reino Unido ha presentado su plan migratorio, por obra y gracia del político que más se parece a Trump en todo el planeta, y ya sabemos que para entrar en la pérfida Albión habrá que saber hablar inglés y tener un sueldo anual de al menos 30.000 euros. Es decir que lo que quieren son emigrantes de lujo y no esa inmundicia que afea el paisaje y satura las colas de los servicios sociales. Inglaterra camina hacia una nueva era y está claro que no parece la mejor. FOTO: Boris johnson, señalando | efe

En busca del inmigrante perfecto