Frente unido por las electrointensivas

|

parece que la pequeña aldea gala que es Galicia en su resistencia contra los romanos capitalinos ha encontrado aliados para enmendar la plana al Gobierno de Pedro Sánchez. Feijóo ha conseguido el apoyo del presidente del Principado de Asturias y del de Cantabria en su defensa de las empresas electrointensivas, condenadas a muerte con un estatuto que reparte menos dinero para más comensales y que, según los expertos, favorece a las compañías catalanas. No se trata de un capricho de gallegos, asturianos y cántabros, se trata de un modo de pelear por uno de los pocos sectores industriales que todavía siguen vivos en estas comunidades y, por ello, las tres comunidades presentarán alegaciones pactadas al texto gubernamental. De hecho, tras conocer las condiciones, algunas empresas, como Alu Ibérica, que adquirió la planta de Alcoa en  A Coruña, ya anunció que tendrá que despedir a varios cientos de trabajadores, ya que con los precios de la electricidad les es imposible producir a unos costes que sean competitivos con los del resto de Europa, donde las ayudas del estado son mucho más magras. FOTO: movilización de los trabajadores de alcoa | aec

Frente unido por las electrointensivas