Padres en contra de las mascarillas

|

La progresiva expansión de los antimascarillas ha terminado de explotar con el inicio del curso escolar. No hay como hacer creer a un padre que pone en peligro a sus hijos para que la movilización sea masiva. Lo último en los grupos de Whatsapp y los corrillos –a distancia– a la puerta del colegio es decir que con las mascarillas los niños inhalan el propio CO2 que emiten al respirar o pueden contraer infecciones por las bacterias que crecen en el interior. Ni una cosa ni la otra. Igual que no provocan  asfixia ni la inflamación de la pleura. Ojalá se hiciese el mismo caso a los bulos que a los expertos. FOTO: escolares con mascarilla | aec

Padres en contra de las mascarillas