“Puede ser mi gran noche”, decía el virus

|

Escándalo. Es lo que tiene organizar un concierto de Raphael con cerca de 5.000 personas, que ya sabes cuál va a ser el titular de las crónicas. Especialmente, en plena campaña de concienciación para que no pasemos las navidades en familia sino en la segura intimidad de nuestro hogar. Igual este doble rasero tiene una explicación que no alcanzamos a comprender, como diría el artista, “qué sabe nadie”. Pero aunque solo sea por que no sintamos que se ríen de nosotros, lo suyo habría sido un aplazamiento, como tantos otros; por mucho que Raphael sea poco menos que un dios entre los hombres, capaz de reunir a cinco mil almas a las que no les importe el riesgo con tal de vivir la que podría ser su gran noche. La del coronavirus, claro, que tenía todo un muestrario de cuerpos para elegir. FOTO: raphael celebró sus 60 años en la música con un concierto en el wizink center que solo gustó a los que asistieron | aec

“Puede ser mi gran noche”, decía el virus