Pedro Sánchez y Pablo Casado no dan la sopresa

|

Pedro Sánchez y Pablo Casado han terminado su reunión sin el más mínimo acercamiento. Quién lo habría dicho. Nosotros que esperábamos que saliesen de La Moncloa poniéndose ojitos y hablando de un proyecto común... Si es que la cosa no pintaba bien desde el principio: los dos con esa cara de circunstancias en la foto del saludo previo, que casi parecía que estuviesen echando un pulso; hasta parecía que tuviesen los nudillos blancos de hacer fuerza. Y una vez dentro, se ve que la cosa no mejoró. Uno se mostró firme en su tesis de que el Partido Popular es incapaz de respetar los resultados de la democracia y bloquea las instituciones y el otro reclamó que el Gobierno diese marcha atrás en prácticamente todas sus medidas. Vamos, que, por si quedaba algún resquicio de esperanza, dejaron bien claro que lo suyo es irreconciliable. Lo de la oposición constructiva es una utopía y lo de los acuerdos de Estado ni siquiera se nos pasa por la cabeza como pensamiento fugaz. FOTO: pedro y pablo, pero los que no se quieren ni lo disimulan | efe

Pedro Sánchez y Pablo Casado no dan la sopresa