No aprenden de los errores ajenos

|

lo del Reino Unido con la gestión de la pandemia es un despropósito constante. Mira que tenían referencias de lo que había sucedido en otros países para aprender de los errores ajenos, pero ni por esas. Y después de nuestra crisis de los test rápidos –ese momento del que el ministro de Sanidad puede que no se recupere– llega la suya: han comprado 3,5 millones de pruebas que no les sirven. Porque en China, de donde proceden, se usaban con pacientes con gran carga viral y los británicos buscan encontrar todo tipo de casos, incluso los más leves. Qué oportunidad perdida... FOTO: un test ¿válido? | aec

No aprenden de los errores ajenos