El ministro desconocido que va a estar en boca de todos

|

probablemente nueve de cada diez españoles no tengan la más remota idea de quién es el ministro de Sanidad. Hasta ahora. Salvador Illa va a convertirse en uno de los políticos más nombrados y, también probablemente, menos apreciados del panorama nacional. Porque ha decidido que una de sus primeras medidas sea un ataque decidido contra el tabaco. Para empezar, ha anunciado una reforma de la ley, para hacerla más restrictiva; y ha acompañado la exclusiva con una advertencia que ha hecho que los fumadores empiecen a temblar: la posibilidad de gravar más los cigarrillos. Todos sabemos que esto es lo que preocupa de verdad a los que gustan de ser chimeneas humanas, que tengan que dejarse aún más dinero en cada cajetilla puede que sea la única forma de disuadirlos de su afición –lo de la injerencia en la vida privada de la población es tema para otro debate–. Porque lo del tipo echándose un pitillo en la puerta del hospital y el grupo ahumando esas falsas terrazas que ahora son prolongaciones del bar sigue siendo el pan de cada día. FOTO: el ministro de sanidad | aec

El ministro desconocido que va a estar en boca de todos