Una jornada en la que el sentidiño es la clave de todo

|

CHEGOU o día. ¡Quién lo diría! Y además llega con premio doble, puesto que no solo es día de votación, sino que además pone fin a la larga, larguísima etapa de precampaña, campaña, otra precampaña, una nueva campaña... Un tiempo en el que los políticos –la mayoría, que siempre hay algún escaqueado– se han ganado el sueldo, aunque también es verdad que esa laboriosidad ha dejado rendidos a los ciudadanos. Hoy en Galicia es suficiente con dos papeletas, la de las municipales y la de las europeas, pero millones de españoles necesitarán una tercera, porque también han de elegir a sus representantes autonómicos. Tanta urna en los colegios ha llevado a que muchos, por intereses partidistas, hablen de una segunda vuelta de las generales de hace un mes, teoría falsa de toda falsedad. Galicia vota hoy a los integrantes de sus ayuntamientos, la administración más cercana al ciudadano y, por lo tanto, la que mejor debe conocer y resolver sus problemas, una circunstancia que obliga a decidirse en conciencia por una u otra opción. O sea, a actuar con sentidiño. FOTO: montaje de un colegio electoral | efe

Una jornada en la que el sentidiño es la clave de todo