La tontería llevada al último extremo

|

está claro que hay algunos que no son más tontos porque no pueden. En este grupo está el responsable de una residencia de ancianos de Tarragona que impidió al Ejército proceder a su desinfección. Allí ya han muerto al menos una quincena de ancianos, pero sus responsables se deben de considerar demasiado catalanes como para aceptar la ayuda de los militares españoles. El asunto está en manos de la Fiscalía, pero, como siempre sucede en estos casos, quedará en nada ya que, al final, los responsables políticos de la decisión final, la Generalitat, seguro que aplauden el gesto. Mejor muertos que ayudados por España. FOTO: La ume, trabajando | aec

La tontería llevada al último extremo