Kiko Rivera ya es uno de los nuestros

|

Una telenovela de los ochenta nos enseñó que los ricos también lloran y los programas del corazón nos han enseñado que hay ricos que tampoco lo son tanto. Para muestra, Kiko Rivera, que confiesa que solo ingresa los 700 euros al mes con los que el Estado ayuda a los autónomos. El muchacho explica que destinó sus ganancias previas a pagar su deuda con Hacienda y que, como buen gastador que ha sido siempre, no tiene una hucha de cerdito de la que echar mano. Pero la gran revelación es que se ha enterado de que pese a la falta de liquidez tiene que hacer frente a los mismos gastos. Ya es uno más de nosotros. FOTO: kiko rivera

Kiko Rivera ya es uno de los nuestros