La nueva cepa nos la quiere liar parda

|

Al final va a resultar que la nueva cepa de coronavirus detectada en el Reino Unido sí que era puñetera. No era una variante más, como las que se han ido identificando a lo largo de estos meses, esta ha venido a mala fe a las puertas de la Navidad y con fuerzas para contagiar más rápido y a más personas. De momento ha conseguido confinar a veinte millones de ingleses y poner a temblar a media Europa. De hecho, un catedrático en epidemiología de la Universidad de Oxford dice que la nueva versión del bicho podría estar infectando desde hace unas semanas a ciudadanos de varios países europeos. Lo que significa, por una parte, que habrá que vacunar a más gente de la prevista ahora para conseguir la llamada inmunidad de rebaño y, por otra parte, que puede haber muchos más asintomáticos de los que se creía con los que se estén malgastando las vacunas. Este virus es como ese malo de las pelis de terror que cuando parece vencido se levanta para dar el susto final. FOTO: un aviso en una estación de tren de londres sobre las restricciones de viaje | efe

La nueva cepa nos la quiere liar parda