Un novedoso modo de cerrar las cuentas con superávit

|

el Ayuntamiento coruñés no tiene demasiados problemas de financiación, más que nada porque los mareantes hacen todo lo posible por evitar gastar lo que presupuestan. Pero aunque en algún momento les entren las ganas de trabajar a los concejales y comiencen a hacer algo, lo que sea, aún así, no habría ningún problema. Bastaría con instalar un par más de cámaras de esas que multan y asunto solucionado. De hecho, las que hay instaladas en La Marina, ellas solitas, se bastan para imponer la mitad de las sanciones de tráfico que se ponen en la ciudad y no es que sean pocas, ya que, según las estimaciones (todavía no está hecho el cáculo definitivo, al fin y el cabo solo han pasado 71 días desde Nochevieja) serán 60.000 sanciones. De hecho, cuando comenzaron a funcionar cazaban una media de 150 infractores al día, es de suponer que, en buena medida, debido a la poca información que se dio a las automovilistas. FOTO: Una de las cámaras que mayor rentabilidad le da al ayuntamiento coruñés | Pedro puig

Un novedoso modo de cerrar las cuentas con superávit