La brillante tradición bizarra de Cataluña

|

ANDAN en plena batalla Oriol Junqueras y Carles Puigdemont a cuenta de si se constituye o no el ejército catalán. Al final, harán lo que diga la CUP, pero no estaría mal que la República contase con sus soldados. Cataluña ha sido cuna de grandes militares: el tambor del Bruch –ahora Bruc–, que con su pasión percusionista puso en fuga a las tropas de Napoleón, pues el retumbar del sonido en las montañas les hizo creer que se les venían encima la OTAN y el pacto de Varsovia; Agustina de Aragón, que en realidad se llamaba Agustina Saragosa y había nacido en Reus, donde también vino al mundo el general Prim... pero aún hay más; el general MacArthur, cuyo nombre verdadero era MacArthur Mas. Para qué seguir. ¿Cómo se va a romper, pues, esa brillante tradición bizarra? ¿Que los tanques salen caros? Se pone a un Pujolone a negociar las compras y arreglado. ¿Que quién va a levantar la moral de las tropas en el frente? Pilar Rahola. ¿Que es difícil elegir a una capitán general? Pues una capitana generala, para qué está Ada Colau. FOTO: puigdemont y junqueras | aec

La brillante tradición bizarra de Cataluña