Un madrugón para asistir a un recital de parvadas

|

Iago Martínez, el Rasputín de Teis, no se pudo quedar en la cama hasta las tantas y lo anunció con trompetería tuitera: “Mañá toca madrugón indecente para estar a primeira hora en Barcelona; falaremos de redes e alianzas municipalistas en #Municilab”. ¡Qué miedo!, volvía a Barcelona, donde saltó al estrellato en abril del año pasado cuando le dio por calificar de orcos a los concejales de la oposición y a los funcionarios municipales. El Municilab, por cierto, es un engendro, ellos le llaman proyecto, impulsado por La Comuna–Escola del Comú, el espacio de reflexión y empoderamiento colectivo de Barcelona en Común –la banda que lidera Ada Colau– por el diálogo y el desarrollo del pensamiento crítico. Pero esta vez los mareantes-podemitas de todas las Españas allí presentes no dejaron que interviniese el alcalde en la sombra, quizá porque prefirieron evitarle otro ridículo. Aunque también puede ser porque allí había estrellas como Yayo Herrero, capaz de decir parvadas del tenor de “los hombres cuando no saben hacer algo se agarran el pene. Los policías, la porra”. Casi era mejor haber dejado a Martínez durmiendo hasta la tantas. FOTO: el madrugador iago martínez | aec

Un madrugón para asistir a un recital de parvadas