Una discrepancia más que reveladora

|

EVA Solla, jefa de los comunistas galaicos, título que heredó de Yolanda “la Yoli” Díaz, es una de las cuatro ovejas descarriadas de En Marea, originariamente un espacio multicultural hispano-galaico y ahora sabe Dios qué. Rompió la disciplina de voto en el Parlamento cuando se planteó el apoyo al referendo catalán impulsado por el Beneguai. Solla explicó que había actuado en conciencia y que por eso se había abstenido. Razones puede alegar las que quiera para justificarse, pero lo que en realidad deja clarísimo con su postura es que el partido instrumental está cogido con alfileres y que cualquier día se deshilvana e alá vai todo. FOTO: eva solla | aec

Una discrepancia más que reveladora