Díaz Ayuso tenía razón con Barajas, una vez más

|

la confirmación de cuatro casos de la cepa británica del coronavirus en Madrid demuestra lo que la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, lleva denunciando desde hace mucho tiempo, que Barajas es un coladero. La lideresa popular lleva meses pidiendo que se establezcan controles para los viajeros que pasen por el aeródromo más importante del país y, por mucho que lo solicitaba, el Gobierno insistía en que no era necesario cuando, curiosamente, sí los imponía en Canarias o en Baleares. Estaba claro que blindar el turismo de las islas era, para el Ejecutivo, mucho más importante que garantizar la seguridad sanitaria de Madrid. Al final, dio su brazo a torcer y exigió los test, pero, por lo visto, el control que se hace de los mismos debe ser muy laxo, porque se sabe a ciencia cierta que esta nueva cepa del coronavirus, la que es particularmente contagiosa, entró por el aeropuerto madrileño. Ahora culparán al empedrado de este gravísimo fallo de seguridad y mirarán para otro lado, pero está claro que hay algo que no funciona. FOTO: Pasajeros esperando su vuelo en la T4 de barajas  | efe

Díaz Ayuso tenía razón con Barajas, una vez más