Los ingleses son únicos a la hora de chafar los planes

|

LOS ingleses, en el fondo, son unos especialistas en amargarnos la vida. Con lo contentos que estábamos todos a cuenta de nuestras vacunas, esas que vamos a podernos poner a finales del próximo año y, de repente, van y descubren una variación del virus. Se desata la histeria, se cierran fronteras, se anulan vuelos, se cancelan fletes de barcos y, al final, nadie sabe muy bien lo que esto significa. Porque, de nuevo, parece que los gobiernos han jugado al despiste y, lo que a casi ninguno se le ocurrió, fue preguntar a un expertos. Estos, los que saben, dicen que todavía es pronto para tener clara la situación, pero que mutaciones del coronavirus, a estas alturas, llevamos ya una chea. Esperemos que, por una vez, la prudencia de los científicos sea la que tenga razón. FOTO: tiendas casi vacías en londres | efe

Los ingleses son únicos a la hora de chafar los planes