Un consuelo de lo más triste

|

YA es triste que muchos aficionados del Deportivo durmieran la noche del pasado sábado con una sonrisa en la cara tras el empate conseguido por el conjunto herculino en su visita a Balaídos. El gol de Lucas, cuando el tiempo de descuento estaba a punto de finalizar no significó la salvación, pero, por lo menos, sirvió para empatar un derbi que fue duro desde su comienzo. La grada viguesa se encargó de recordar a jugadores y aficionados desplazados el descenso, por eso, cuando Lucas anotó, muchos consideraron que, por lo menos, en Vigo se quedaron con las ganas de una victoria. Aún así, es un consuelo muy triste. FOTO: Lucas Pérez | aec

Un consuelo de lo más triste