Hércules, María Pita y o lixo, los tres mitos coruñeses

|

EN la Marea, nasía pa’ganá, hay mucho gandul académico, expresión que no significa que haya holgazanes que se ajusten a las pautas tradicionales –que también, eh–, sino que sus estudios se limitan al bachillerato y pare usted de contar. Pero también hay dos licenciados en Derecho, la pseudopeletera Silvia Cameán, musa del sector pijo de la xente do común, y Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, que incluso es doctor, a quienes, por lo tanto, se les supone cierta capacidad para razonar y ciertos conocimientos jurídicos. Pues simplemente eso, se les supone, al menos en lo que respecta al alcalde, quien más que capacidad para razonar la tiene para fabular. Ahora le ha dado por decir que A Coruña está limpia y brillante como una patena y que eso de que hay lixo espallado pola cidade es un mito. Si las ratas hablasen, agradecerían a los coruñeses sus alucinaciones, pues les permiten crecer y multiplicarse como si su empeño fuese cumplir el mandato bíblico. Y es que basura hay a moreas por todos los barrios, que no pasarían la prueba del algodón ni por casualidad. Hércules y María Pita ya no son los únicos mitos locales. FOTO: el alcalde sentado cómodamente en su reluciente despacho | aec

Hércules, María Pita y o lixo, los tres mitos coruñeses