El único que se siente satisfecho

|

los gallegos nunca hemos tenido suerte en Bruselas. Es posible que sea porque nunca nos tocó un gallego que fuera a negociar o porque los de la UE crean que pueden destrozar uno por uno, todos nuestros sectores productivos y luego hacernos unas carreteras para que nos callemos. La realidad es que el acuerdo con el Reino Unido es un duro palo para la flota gallega. Lo ha dicho el sector y la Xunta, pero al ministro del ramo, Luis Planas, que de pesca debe saber lo mismo que de ingeniería atómica, le parece perfecto. Es lo que tenemos, así que no queda más remedio que aguantarse. FOTO: Planas, satisfecho | aec

El único que se siente satisfecho