El desacuerdo de dos cabelleras enxebres

|

SI entre los ángeles de Victoria’s Secret hay recelos y secretillos, pese a que se exhiben juntas en paños menores, cómo no va a haberlos entre quienes están un escalón más abajo y protagonizan exhibiciones capitales. El ya octogenario Xosé Manuel Beiras y el aún cuarentón Antón Sánchez muestran reiteradamente juntos su pelo crecho y sus trovas de heavymetalero, pero no se lo cuentan todo. Quizá un piojito de uno saltó a la cabellera del otro; a lo mejor todo es más simple y se reduce a que el irmandiño maior le oculta al golfiño irmandiño su marca de champú... qué más da, el caso es que Sánchez ha desmentido al jurásico nacionalista de la nazón de Breogán, quien había asegurado que sería una magnífica opción que Anova se presentase a las europeas en coalición con el Beneguai. Sánchez salió al quite –perdón, Galicia, Mellor sen Touradas– y negó que hubiesen mendigado al Bloque que los acogiese en su seno. Por cierto, Ana Pontón, el rostro humano del BNG, ya les había dicho que no le diesen la lata. FOTO: xosé manuel beiras y antón sánchez | aec

El desacuerdo de dos cabelleras enxebres