Espinar la monta a cuenta del marisco y el poder popular

|

AL final hasta va a dar pena Ramón Espinar. El probre podemita que jugó a ser especulador inmobiliario y apenas le llegó el beneficio para comprarse un portatil, que llegó tarde al uso y disfrute de la tarjeta black de papi y que ni tan siquiera se puede tomar un par de coca-colas con la comida sin que alguien se lo afee en las redes sociales, ahora la ha montado por dejarse seducir por el marisco gallego. En Instagram, el bueno de Espinar, recurrió al trasnochado “berro de Galiza ceive, poder popular” (Beiras todavía no tenía el pelo cano cuando se utilizaba) para explicar que en Galicia el marisco, además de bueno, está barato. Ni tan siquiera fue una mariscada en toda regla. Unas navajas, unos berberechos y unas zamburiñas formaron parte de su peculiar cata subida a la red en forma de fotografías. Y, por eso, tortas de un lado y del otro. Por polemizar hasta hay quien discute sobre si son voandeiras o zamburiñas, navajas o longueirones. El caso es que del BNG al PP, todo el espectro político del país galego se hartó de darle golpes virtuales hasta en el cielo del paladar. FOTO: No está claro si espinar tomó el marisco con coca-cola

Espinar la monta a cuenta del marisco y el poder popular