Los charlatanes antivacunas se quedan sin sitio

|

¡QUÉ tristeza!, Lidia Senra, durante muchos años capitana de los labregos e gandeiros nacionalistas de la nazón de Breogán, que se cansó de pisar la lama do país y la cambió por el adoquinado de Bruselas, donde ejerce como eurodiputada, no visitará A Coruña este fin de semana. Podrá seguir comiendo coles de Bruselas –ecológicas, por supuesto–, ya que sus amigos del colectivo antivacunas no predicarán en la feria BioCultura organizada por la Marea, nasía pa’ganá. No se puede culpar a la niebla de Alvedro, ni a un corte de la A-6 por una nevada en Pedrafita, ni siquiera a un descarrilamiento de Renfe; es todo mucho más simple. La xente do común se dio cuenta de que había metido la pata hasta el fondo y apeó del programa a tan descabellados pseudocientíficos. Dicen que rectificar es de sabios y en este caso los mareantes han demostrado que algo de sabiduría tienen. ¡Cuánto mejor sería para los coruñeses que no la utilizasen a cuentagotas, sino que la aplicasen con más frecuencia a los problemas de la ciudad! Y si aún tiene que pasar una temporada antes de que Lidia Senra venga de visita, no pasa nada. FOTO: lidia senra, en su negocio de verduras y otras hierbas ecológicas | aec

Los charlatanes antivacunas se quedan sin sitio