La reconstrucción más complicada de los últimos años

|

EL deportivismo lloraba. Acaba de terminar el partido contra el Barcelona y el equipo había descendido. Tino tomó la palabra: “Este es el primer paso para hacer el equipo más fuerte de Segunda y ascender”. Los aficionados ya no solo sollozaban, sino que empezaron a sufrir convulsiones. El presidente también había vaticinado que esta temporada iba a ser la de quedar por encima del Celta... Extraña versión de “Voltaremos” la que interpretaba el mandatario blanquiazul. Pero echarle a él todas las culpas no sería justo. Hay que repartirlas entre el resto de su consejo, la dirección deportiva, la plantilla, los entrenadores... Salvo los seguidores, no hay nadie en el club que se libre de una cuota de responsabilidad en el desenlace de la temporada. Y lo peor es que el gran problema surge ahora, puesto que prácticamente hay que partir de cero para reconstruir el equipo y pensar en un futuro que no sea tan aterrador como el pasado más reciente, que no solo abarca esta última campaña sino también las tres anteriores. FOTO: los jugadores del deportivo salen del campo tras consumarse el descenso | javier alborés

La reconstrucción más complicada de los últimos años