Un jarro de agua muy muy fría

|

VAya por Dios. Para una buena idea que había tenido el Gobierno, llegan ahora con las rebajas y acaban con nuestra ilusión. Andaba Pablo Iglesias empeñado en conseguir la semana laboral de cuatro días (vamos, todos los fines de semana puente) y ya han salido los agoreros de los socialistas a finiquitar de golpe nuestra ilusión. La encargada de tirarnos encima este amargo jarro de agua fría fue la ministra portavoz y también de Hacienda, María Jesús Montero, quien considera que no está nuestro mercado laboral para semejantes alegrías. Lo dicho, una pena de esas inmensas. FOTO: maría jesús montero | aec

Un jarro de agua muy muy fría