Republicanismo de lo más monárquico

|

todo lo que cobran los miembros podemitas del Gobierno está bien ganado. Si hasta es posible que no les llegue para pagar la factura del psicólogo al que tendrán que ir para solucionar su bipolaridad. Irene Montero pasó de pedir la “guillotina” para el rey a aplaudirle en la apertura de la legislatura. Todo ello sin solución de continuidad. Y cuando le preguntaron por el tema aseguró que, al final, aplaudir al monarca también es “republicanismo”. La verdad es que los esquemas mentales de la ministra consorte tienen que ser muy complicados. FOTO: Irene montero, emocionada, no se sabe si tras ver al rey | aec

Republicanismo de lo más monárquico