Los ejemplares pupilos de un gran profesor

|

RECONFORTA saber que Iago Martínez, el Rasputín de Teis, es un tipo clarividente. Tendrá la cabeza permanentemente al servicio del mal, pero sabe muy bien lo que hay en María Pita, que no es otra cosa que un cuerpo de funcionarios infestado de orcos. Y reconforta también saber que participan de sus ideas dos pilares de la Marea, nasía pa’ganá, como Xiao Varela, responsable de la Concejalía de Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando– y Alberto Lema, cuya hoja de servicios refleja méritos de tres tipos: universitarios, una licenciatura en Filología Inglesa; profesionales, ser escritor y trabajar en la Real Academia Galega, actualizando la página web, y políticos, militar en Anova y haber sido candidato al Ayuntamiento de Vigo en las elecciones municipales del año 2011, valores más que suficientes para que la lógica de la xente do común haya puesto en sus manos la Concejalía de Empleo y Economía Social. Ambos, al pasar por la comisión de Transparencia para declarar sobre la compra de dos pisos a un abajo firmante, aseguraron que si había algún error, o sea irregularidad, era culpa de los funcionarios. Seguro que el alcalde en la sombra los premió con un azucarillo. FOTO: el alcalde, entre xiao varela y iago martínez | patricia g. fraga

Los ejemplares pupilos de un gran profesor