Al final, el lío de la agricultura lo pagaremos todos

|

ni Iván Redondo, gurú de La Moncloa y maestro en intentar gobernar a golpe de hastag había soñado, en sus peores pesadillas, en que la subida del Salario Mínimo Interprofesional les iba a estallar en la cara con la revuelta del campo. Podían pensar en una manifestación de opulentos empresarios colapsando el tráfico con sus coches de lujo y chófer, o con la movilización de los dueños de bancos quemando fajos de billetes en señal de protesta, pero que sean los campesinos de esa España vaciada los que monten follón, eso no se le ocurrió ni al más pintado. Al grito de “¡Coletas, cabrón, coge el azadón!” se fueron a Madrid y han logrado que el Gobierno se replantee su política agrícola. Bueno, en realidad lo que hará el Ejecutivo es decir qué va a hacer, que ya sabemos que a Sánchez y los suyos, pasar de lo teórico a la acción les cuesta un poco. De entrada ya han pasado la pelota a las grandes superficies y estas se han encogido de hombros y han preguntado si quieren que el sobrecoste lo paguen los consumidores. Por ahora no hay respuesta. FOTO: Protesta de los agricultores en Madrid | Ricardo Rubio / Europa Press

Al final, el lío de la agricultura lo pagaremos todos