Villares se cuadra al toque de corneta

|

EL exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña Luís Villares sacó la pistola de agua y disparó. Estaba enfadado, nadie lo diría por el tono de miñaxoia con el que hablaba, pero sí, estaba enfadado. No le gustaba nada que Podemos hubiese pedido a Jueces para la Democracia –el sindicato de togas del que él fue el coordinador en Galicia– que le asesorase en la moción de censura contra Rajoy. Solo 24 horas después rectificó y aseguró que le parece muy bien que los hombres morados hayan solicitado esa ayuda. Está claro que había sonado la corneta en Madrid y él se había puesto firme. ¡Qué gran virtud es la obediencia! FOTO: luís villares | aig

Villares se cuadra al toque de corneta