Neda celebró su XXV Festa do Pan con una calidad amasada durante siglos

Venta de pan en la feria
|

\“Viva el pan nuestro de cada día, viva a festa do pan de Neda e viva Neda!\”. Así terminó el pregonero Xacobo Pérez su discurso de exaltación del producto estrella del municipio en un paseo marítimo que ayer reunió a miles de personas con un común interés por el pan, la empanada y los dulces elaborados en sus prestigiosos hornos. Mientras pronunciaba esas palabras eran ya decenas las personas que hacían cola para degustar unas completas raciones de churrasco, arroz, criollo, pan, helado, bolla y café al módico precio de doce euros.

La XXV Festa do Pan de Neda arrancó ya a las diez de la mañana con la apertura de los puestos de venta, si bien la lectura del pregón comenzó a la una de la tarde. Tomó la palabra también el alcalde, Ignacio Cabezón, para subrayar que la celebración acaba de conseguir el reconocimiento de Interese Turístico de Galicia y agradecer el esfuerzo de la Concellería de Promoción Turística. Según dijo, es un honor pertenecer al exclusivo club de fiestas con esa distinción porque es un reconocimiento a la calidad y un impulso para la imagen del municipio.

Cabezón estuvo acompañado por el alcalde de Ferrol, José Manuel Rey Varela; el presidente de la Diputación, Diego Calvo, y la delegada de la Xunta en A Coruña, Belén do Campo, que asistieron también a la entrega de los premios del concurso de pinchos organizado entre los establecimientos hosteleros del concello en torno a esta cita. O Fumazo recibió el reconocimiento al bocado más sabroso y O Carreiro, al más original.

panaderías

Las panaderías de Neda, garantes de una tradición cuyo origen se remonta a la Edad Media, fueron las grandes protagonistas de la jornada. La Nueva, O Carrizo, José Castro, Paca Castro Romero, Santa Rita y La Gallega montaron puestos en el paseo marítimo, el emplazamiento elegido desde hace unos años para celebrar un evento que tradicionalmente se desarrollaba en el Albarón, y vendieron hasta agotar existencias sus productos más emblemáticos. Además, a la zona acudieron artesanos y fabricantes de quesos, entre otros productos, que aprovecharon la gran afluencia de público.

Tal como recordó el alcalde, la Festa do Pan contó este año con otros atractivos. Además del citado concurso de tapas, cuyo objeto fue animar en los días pasados la hostelería local, en la noche del viernes se desarrolló un concierto de la banda Brothers in Band, que contó con el apoyo de la Diputación, y la propuesta infantil Peke-Pan, en la que los más pequeños pudieron meter las manos en la masa y preparar sus propios bollos.

Se hizo coincidir con la fiesta de ayer, además, una concentración de vehículos históricos organizada por el Auto Club Clásicos Narón. Participaron unos treinta coches que realizaron por la mañana un recorrido por la comarca y que después permanecieron estacionados en la zona del paseo marítimo, donde los curiosos pudieron admirarlos. Por último, Neda prestó atención a los más pequeños y completó los atractivos de la jornada con unos hinchables.

Como curiosidad, en la fiesta se instaló un oportuno photocall en el que los visitantes podían fotografiarse como antiguos molineros, rodeados de harina y útiles de trabajo.

Neda celebró su XXV Festa do Pan con una calidad amasada durante siglos