Los dos despedidos de Atenasa cumplen hoy 35 días de encierro decididos a continuar

Diario de Ferrol-2014-04-07-002-37bcb522
|

Ángel Porto y Manolo Pena cumplen hoy 35 días de encierro en el local del comité de empresa de Navantia Ferrol, dentro del astillero, para reclamar que la compañía pública cumpla el acuerdo de garantías firmado en 1999. Lo hacen \“fuertes\” y con su voluntad de llegar hasta el final intacta, aseguraron ayer, en un domingo que reconocieron lento y aburrido, sin las visitas y el aliento que por semana reciben de los compañeros.
Porto y Pena son dos de los seis trabajadores que fueron despedidos el 6 de febrero por Atenasa, apenas veinte días después de aplicarles un ERE de suspensión temporal. Es la segunda vez que esta firma \“rompe la baraja\” y provoca una contundente reacción del comité de Navantia. A finales de 2012 la empresa remitió al mismo Ángel Porto una carta de despido en la que justificaba la medida por las manifestaciones que hizo en el seno de una asamblea de trabajadores. Los sindicatos dentro del astillero bloquearon entonces la actividad de Atenasa hasta que se produjo la readmisión. Ahora, de nuevo, el comité entiende que la empresa ha quebrantado las \“reglas del juego\” despidiéndolos cuando tiene en vigor un ERE de suspensión firmado con el acuerdo de la parte social, eso sí, después de que el juzgado invalidase el expediente que quiso aplicar con anterioridad.
Atenasa despidió en total a seis trabajadores y tanto el comité de la propia empresa como el de Navantia señalan la readmisión de todos ellos como la reivindicación prioritaria en este conflicto. El 13 y el 20 de mayo se celebrarán los juicios y la empresa ya ha manifestado que únicamente variará su decisión si ha de acatar una sentencia en este sentido. Sin embargo, Porto y Pena reclaman que se aborde ya su recolocación en otra firma auxiliar, que es lo que garantiza el acuerdo del 99, toda vez que ya están efectivamente en la calle.
El texto de aquel acuerdo, que procedía del denominado Pacto de la Castellana de 1998 y que firmaron Bazán y su comité de empresa, dice textualmente: \“Existindo un grupo de traballadores (11 de Nervión e 19 de Atenasa) que levan un número elevado de anos en Bazán e que traballaron continuamente nestas compañías auxiliares ou en outras desaparecidas, chégase ó acordo de que no caso de que teñan que deixar o seu actual emprego por causas non imputables ós traballadores, integraríaselles en outras compañías auxiliares de características similares das consideradas estables, sempre que o permita a carga de traballo existente e as características do posto a ocupar sexan asumibles polos afectados\”. En el acuerdo hay otro punto dedicado a los trabajadores de Lorente (firma que entonces se ocupaba de la limpieza) y Manfer, a los que se asegura la subrogación o la recolocación y se incluye la lista con nombres y apellidos de todos los beneficiarios.
Tal como indicó se hace dos semanas, Navantia considera que el acuerdo firmado en el 99 no está por encima de la ley vigente y que, por ello, no tiene obligación de recolocarlos. El mensaje, sin embargo, no ha calado en los dos encerrados, que siguen reclamando el cumplimiento de las garantías y anuncian que no abandonarán. n

Los dos despedidos de Atenasa cumplen hoy 35 días de encierro decididos a continuar