Las historias de la emigración se acercan a los jóvenes desde la obra social de Afundación

Centro de maiores Caixa Galicia Presentación del programa Fálame da emigración
|

Con la emigración gallega como hilo conductor, Afundación –a través del centro de mayores de Ferrol– y el instituto Sofía Casanova han puesto en marcha una actividad intergeneracional que forma parte del programa \“Fálame da emigración\”.
Cuatro mayores voluntarios Carmen Vidal Barros, Isidro Soler Perille, Andrés Gallego Pérez y Esmeralda Aldariz Martínez compartieron con los alumnos de segundo de ESO sus respectivas experiencias en Holanda, Venezuela, Australia y Estados Unidos. Unas exposiciones y lecciones de vida que los llevaron al instituto, donde expusieron todos esos hechos que se enmarcan en su trayectoria vital.
Los alumnos se mostraron muy interesados, además de poder comparar esa realidad de hace años con la actual, ya que en el centro hay cuatro emigrantes de Cuba, Brasil, Marruecos y Ucrania.
Mayores y jóvenes compartieron experiencias y así los ponentes se sintieron escuchados y contentos de aportar su experiencia y ver que puede tener valor educativo. Por su parte, los alumnos descubrieron cuestiones para ellos desconocidas por su juventud, como la edad a la que se comenzaba a trabajar, el choque cultural que supuso la emigración a países más desarrollados, la separación de las familias o el papel de los Indianos y las construcciones que todavía perviven.
Tras la labor expositiva llevada a cabo en las aulas, ayer el centro de mayores de la avenida de Vigo reunió a los alumnos en grupos de trabajo con cada voluntario para realizar una serie de fichas planteadas desde el centro escolar, con atos como la investigación de los propios vínculos de familiares que hayan emigrado, reflexiones sobre las motivaciones de este fenómeno, dificultades y apectos positivos del proceso o comparación con fenómenos migratorios contemporáneos.
El proyecto \“Fálame da emigración\” fue presentado por Xosé Luis Liñares, acompañado de la directora del IES Sofía Casanova, Teresa Sebio y la profesora Almudena Armada, y con la colaboración de una de las mujeres emigrantes Esmeralda Aldariz. Se ha desarrollado en esta primera fase con los centros educativos de once ciudades o villas y posteriormente se extenderá a todos los institutos que quieran participar en el proyecto, con la incorporación de nuevos voluntarios.
El proyecto, enmarcado en el plan estratégico de la Obra Social Abanca como una de sus líneas prioritarias, tiene tres objetivos: que las personas mayores transmitan sus conocimientos y experiencias, que los jóvenes se beneficien del legado y vivencias de las personas mayores y que la comunidad educativa incorpore nuevas modalidades de aprendizaje, favoreciendo el diálogo, la cooperación y en entendimiento entre las distintas generaciones.
Con el objetivo de que el programa amplíe su alcance y tenga un carácter colaborativo, Afundación publicará la página web falamedaemigracion.afundacion.org, que recogerá el material didáctico del proyecto y el material documental que surja de cada encuentro (fotografías, vídeos, testimonios, etc). Además, los alumnos de los centros escolares participantes podrán compartir en esta web las historias de las emigración de sus familiares.

Las historias de la emigración se acercan a los jóvenes desde la obra social de Afundación