A Pedro Sánchez lo que de verdad le gusta es presentar

FOTO: Pedro Sánchez, durante la presentación | EFE
|

Se ve que a Pedro Sánchez le gusta esta corriente de empresario modernete de hacer reuniones vacías de contenido y presentaciones con mucho colorín y poca contundencia. De esas en las que se pasan más tiempo buscando el estilo de letra que definiendo las claves del proyecto. Por lo que cuentan los asistentes y, paradójicamente, los ausentes, eso es lo que pasa también en el plan contra la despoblación de la España rural. Que el titular de los 10.000 millones de euros de fondos europeos para llevar la innovación y la sostenibilidad al campo queda muy redondo pero, según dicen, tiene poco detrás. O igual es que Pedro no ha querido contar ahora los pormenores para mantener el interés. Y sacarse de la manga dos o tres presentaciones más. 

A Pedro Sánchez lo que de verdad le gusta es presentar