Los trabajadores de Navantia hacen llegar sus reivindicaciones al Ejecutivo

El delegado del Gobierno, José Miñones, y el alcalde, Ángel Mato se reunieron con el comité de Navantia | jorge meis
|

El acto previsto para mañana, a las 13:00 horas, en las instalaciones de Navantia Ferrol, de salida del AOR Stalwart para la Real Marina Australiana, supondrá además de un hito en el que estará presente la embajadora de Australia, Sophia McIntyre y el presidente de Navantia, Ricardo Domínguez, el momento en el que las gradas queden vacías de obra nueva en el astillero.


Ante esta situación, y a la espera del inicio de la construcción de las F-110 los trabajadores del naval continúan con su calendario de movilizaciones que se traduce hoy en una Volta á Ría, a la que invitan a participar a toda la ciudadanía. Partirá a las 9.30 del astillero ferrolano para recorrer As Pías hasta Fene y regresar, tras haber recorrido también los municipios de Neda y Narón en una marcha de unos 15 kilómetros durante unas tres horas y media.


La situación que se vive en Navantia fue trasladada ayer directamente al delegado del Gobierno, José Miñones que, junto al alcalde, Ángel Mato, se reunió con los representantes de los sindicatos y con el comité de empresa de Navantia.


Los integrantes del comité de empresa de Navantia Ferrol reclamaron una vez más “carga de traballo” para el astillero. El presidente del comité, Emilio García Juanatey (CCOO), expresó, al término del encuentro, su preocupación también “pola situación da industria auxiliar”.


El delegado se comprometió a recabar la información necesaria para saber si se va a acometer la transformación del buque Galicia en Navantia Ferrol ya que, como recordó Juanatey, es una de las demandas al tratarse de un barco adquirido por Defensa para que el Ejército de Tierra lo utilice de buque logístico y que requiere una transformación.


Los trabajadores reclamaron igualmente conocer en qué fase se encuentra la posible venta del buque logístico ‘Patiño’ de la Armada Española a la de Portugal y “se iso conlevaría, e cando, a construcción dun buque sustituto”.


La reclamación del dique seco cubierto formó parte también de las reivindicaciones, que el delegado se comprometió a estudiar .


Por su parte, el delegado del Gobierno dio cuenta de actuaciones vinculadas con el naval como un “esforzo de 4.317 millóns de euros” para la construcción en Navantia de las cinco fragatas F-110, que “garante o traballo durante trece anos”.


Asimismo, recordó que en este 2021 están presupuestados los primeros 218 millones de euros para el programa de construcción de estos barcos, a los que se suman 50 para inversiones directas en los astilleros de Fene y Ferrol.


Además de las fragatas, la carga de trabajo de Navantia durante este año y los próximos, se centraría en la finalización del programa de buques logísticos para la Marina australiana, en los proyectos eólicos y en el negocio de reparaciones, además de la ejecución de los trabajos de modernización del astillero dentro del plan estratégico de la empresa.


Con respecto al Pacto de Estado por Ferrol el delegado abogó por acompañar pactos con presupuestos y 

aseguró que “o mellor Pacto de Estado é o que está a facer o Goberno coas inversións sobre a mesa, tanto para as fragatas coma para Portos ou en infraestruturas”.

Los trabajadores de Navantia hacen llegar sus reivindicaciones al Ejecutivo