El bielorruso Khandohi, ganador del Concurso Internacional de Piano

El joven bielorruso recibe el premio como ganador del certamen ferrolano | concello
|

El joven Uladizlau Khandohi (19 años, Bielorrusia) se alzó ayer con el primer premio –dotado con 15.000 euros– en la gran final del XXXII Concurso Internacional de Piano de Ferrol “Concepción Arenal” organizado por el Concello bajo la dirección artística del músico ferrolano Pablo Galdo. La segunda posición –10.000 euros– fue para Eva Garet (14 años, Rumanía) mientras que Elia Cecino (19 años, Italia) se adjudicó el tercer puesto –5.000 euros–.


Los tres jóvenes demostraron una vez más su gran talento y calidad musical en una interpretación libre en la que contaron con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica de Galicia.


Cecino, Garet y Khandohi deleitaron al público, que completó el aforo disponible, con sus respectivas actuaciones, tras las que el jurado deliberó para elegir al ganador de la edición con la que el prestigioso certamen ferrolano regresó a escena después de tres años sin celebrarse.


Premios

Además de los premios a los finalistas, el certamen repartió otra decena de galardones y cuatro accésits. Elia Cecino se alzó además con el premio “Alicia Larrocha” al mejor intérprete de música española (1.000 euros), mientras que la joven Garet se llevó sendos diplomas por el premio del público “Concepción Arenal” y el “Ferrol para o mundo”, del público que siguió la cita en streaming.


El premio “Pepito Arriola” al mejor pianista español (1.000 euros) recayó en Carlos de la Blanca Elorza, quedando desierto el “Gregorio Baudot” a la mejor composición gallega.


Fueron entregadas además cinco menciones de honor (dotadas con 200 euros cada una) a los músicos Danilo Saienko, Angel Stanislav Wang, Oleksii Kanke, Anastasia Katerina Rizikov y Giulio de Padova. Los accésits (100 euros) fueron para Sandro Nebieridze, Alekxei Petrov, Ido Eliyahu Zeev y Giorgi Gigashvili.


Renovación

El incremento del número y dotación de los premios fue una de las novedades de la actual edición, que también suprimió el límite de edad de los participantes y batió un récord histórico de inscripciones: 237 de 45 países diferentes.


Setenta superaron la selección preliminar desarrollada de forma telemática pero solo 40, debido principalmente a las restricciones de la actual situación sanitaria, pudieron viajar finalmente a la ciudad naval para tomar parte en el evento. Un evento que, en palabras del propio director artístico, ha sido un “éxito” tanto por el “espectacular” nivel de los participantes como por la calidad de los miembros del jurado, algunos de los cuales ofrecieron el viernes un concierto en el Jofre.


Hoy será el turno para la pianista austríaca Elisabeth LeonsKaja, que interpretará las sonatas Op. 109, 110 y 111 de Ludwig Van Beethoven. Será a las 19.30 horas en el Auditorio de Ferrol. La cita cerrará definitivamente el telón de un programa que durante más de una semana convirtió a Ferrol en la capital del piano. 


Isabel Beceiro acogió en su casa a un concursante

“Ha sido una experiencia fantástica y muy enriquecedora”

Se conocen desde hace poco más de una semana pero la convivencia de estos días ha sido tan intensa, que ya se sienten como si fuesen familia. El joven pianista Oleksii Kanke (Ucrania, 22 años) ha sido uno de los participantes del Concurso Internacional de Piano de Ferrol que ha tenido la oportunidad de alojarse durante el certamen en el hogar de una familia ferrolana. Isabel Beceiro y su hijo Lucas, de 14 años y gran aficionado a la música –sobre todo a la batería– le abrieron las puertas de su casa, con piano incluido. En él ensayó duro Oleksii a lo largo de estos últimos días, en su intensa preparación de cara a las diferentes rondas eliminatorias. 


 5070368 00436.97



El jueves interpretó, en la semifinal, su última pieza en una cita que ha permitido al ucraniano, entre otras muchas cosas, ver el océano Atlántico. Lo hizo desde Doniños, a donde Isabel lo llevó en uno de los casi inexistentes ratos libres que el músico tuvo en la ciudad naval. “La comida también le gustó mucho”, cuenta con entusiasmo su anfitriona, que asegura haber vivido una “experiencia fantástica y muy enriquecedora” a través de la iniciativa puesta en marcha este año por primera vez desde la organización del certamen. “Yo repito”, dice convencidísima Isabel. “Me ha aportado muchísimo esta vivencia; es un intercambio cultural muy interesante”, destaca. También para su hijo, Lucas, a quien la afición por la música le viene desde muy pequeño. Comenzó, precisamente, con el piano, para pronto cambiar, eso sí, a su instrumento estrella, la batería. “Lucas llevaba tiempo sin tocar el piano y desde que llegó Olek se pone a tocarlo con más frecuencia”, relata a modo de anécdota Beceiro. Del pianista ucraniano cuenta que es la tercera generación de una familia de músicos, que estudia en Austria, que ha vivido el certamen con muchísima intensidad y que le llegó a decir “lo importante que era el apoyo que le estábamos dando estos días”. Hoy tendrán que despedirse. Oleksii Kanke volverá a su país pero las puertas de la casa de Isabel siempre estarán abiertas para él. 

El bielorruso Khandohi, ganador del Concurso Internacional de Piano