O Parrulo apaga el motor de la permanencia ante el Palma

Los ferrolanos, con lágrimas en los ojos, aplaudieron a la afición i jorge meis
|

No fue un partido para perder, pero tampoco fue una campaña para el descenso. La pérdida de categoría de O Parrulo se consumó ayer y, al igual que al desguazar un coche por piezas, el duelo ante el Palma Futsal fue el que, finalmente, le quitó el motor a la formación ferrolana. Un motor con el que los de Maca seguían luchando por una permanencia que ayer se desvaneció, entre lágrimas de su plantilla, los aplausos de su afición y el pasillo final de un rival que con esta victoria se coloca líder.


Maca

“Vamos a tener la cabeza alta por nosotros, por el club y por la afición”

“Ha sido muy emotivo”, comentaba Maca finalizado el duelo sobre la despedida tanto de la afición como del pasillo del Palma, “ha sido una despedida simbólica”. Un técnico que no se arrepiente de su llegada, mostrándose “encantado de haber aceptado el reto”. El preparador manifestó la sensación general de que “faltó músculo, fuerza”, durante la campaña, si bien ahora, en los últimos partidos “vamos a tener la cabeza alta, por nosotros, por el club y por la afición”.


Las circunstancias externas que durante toda la campaña acompañaron a O Parrulo –y que pesaron mucho en su devenir en la competición–, se plasmaron también ayer en A Malata. Miguel, Thalles, Morioka, tuvieron en sus botas las primeras ocasiones, con los insulares haciendo frente a una buena defensa ferrolana. Una retaguardia que consiguieron romper en una rápida jugada –a diferencia de estos primeros minutos– con un tanto de Cléber por el centro. Aumentaron así los insulares el ritmo de juego, si bien una falta de Adri, con posterior rechace de Kevin, dejó el empate al alcance de la mano. Y aquí es en donde no perdonan los grandes. Una contra de Lolo supuso el 0-2, con O Parrulo intentándolo para recortar antes del descanso. Lo hizo Thalles tras una gran jugada de equipo, manteniendo un poco más el motor encendido.


Con un gran meta visitante en acción, parando un tiro de Miguel comenzó una revuelta segunda mitad, con numerosas protestas por la actuación arbitral, y con O Parrulo mostrando al mismo tiempo su llegada y su falta de acierto. Vilela anotó el 1-3 cuando más achuchaban los locales. Buscó el grupo de Maca ese gol de la esperanza, pero ni el juego de cinco se lo dio, apagándose así los faros ferrolanos en Primera. 

O Parrulo apaga el motor de la permanencia ante el Palma