Condenado a tres meses de cárcel un marinero del “Patiño” que llamó “negro de mierda” a un sargento

Un grupo de marineros accede al buque “Patiño”, atracado en el Arsenal ferrolano | aec
|

Un altercado en la cámara de suboficiales del buque de aprovisionamiento de combate “Patiño” le ha costado una condena de tres meses de cárcel a un marinero de la Armada, que forcejeó con miembros de la tripulación y acabó profiriendo insultos racistas contra un sargento.


La Sala Quinta, de lo Militar, del Tribunal Supremo ha desestimado el recurso del marinero y ha confirmado la sentencia del Tribunal Militar Territorial Primero, que le impuso una condena de tres meses de prisión como autor de un delito de insulto a superior, previsto en el artículo 43 del Código Penal Militar.


Según el relato de hechos probados, el marinero “destinado a bordo del ”Patiño” sobre las 00.00 horas del día 25 de enero de 2018, entró en la cámara de suboficiales del citado buque con claros síntomas de hallarse bajo los efectos del alcohol”.


Al ver entrar al marinero, un sargento “manifestó que no quería que el mismo permaneciera en la estancia, toda vez que unos momentos antes había protagonizado un incidente en el que el sargento entendió que el procesado le había faltado al respeto”.


Finalmente lo sacaron allí, “no sin esfuerzo por parte de los anteriormente citados suboficiales”, pero el marinero “hizo repetidos intentos de volver a entrar teniendo que ser sujetado por los referidos sargentos, profiriendo en este proceso reiteradas expresiones amenazantes, llegando a proferir la expresión injuriosa ‘negro de mierda’”, dirigida al sargento que había dado la orden de que saliera de la cámara de suboficiales.


Transcurrieron cinco minutos en los que el marinero hizo caso omiso de las órdenes que se le dieron para que se retirara, hasta que al final se marchó.


Sin embargo, “una media hora después volvió a intentar acceder a la cámara de suboficiales por la puerta de la repostería sin que pudiera conseguirlo al dirigirse hacia él” otro sargento, “que consigue que abandone el lugar sin esfuerzo”.


Aún poco después, el mismo marinero “sobre las 01.05 horas, vuelve a acceder a la Cámara por la puerta del comedor de suboficiales, profiriendo nuevamente expresiones en voz muy alta referidas igualmente al sargento y dirigiéndose a él con frases como ‘a ti ya te cogeré’, ‘no me conoces’, ‘no sabes quién soy yo’, ‘ya te pillaré’, ‘ya hablaré contigo’, entre otras”.


En esta ocasión tres sargentos le acompañaron fuera de la cámara, “resistiéndose el marinero a abandonar el lugar a pesar de las órdenes que se le dieron en tal sentido, hasta que hace su aparición un cabo de Infantería de Marina que consigue llevárselo”.


El artículo 43 del Código Penal Militar establece que “el militar que, sin incurrir en los delitos previstos en el artículo anterior, coaccionare, amenazare, calumniare o injuriare gravemente a un superior, en su presencia o ante una concurrencia de personas, por escrito o con publicidad, será castigado con la pena de seis meses a tres años de prisión. Cuando no concurrieren estas circunstancias se impondrá la pena en su mitad inferior”.


En base a este artículo fue condenado el marinero, que recurrió ante el Supremo al entender que su actuación no encajaba en este tipo penal. Argumentó que el insulto de “negro de mierda” no lo profirió ni en presencia del superior, ni ante una concurrencia de personas, sino ya fuera de la cámara de suboficiales y por tanto no llegó a oídos del sargento.


También se defendió asegurando que el resto de expresiones (“ya te cogeré”, “no sabes quien soy”.) “no pueden, a su juicio, incardinarse como amenazas ya que no se atisba en las mismas el anuncio de ningún mal serio.

Condenado a tres meses de cárcel un marinero del “Patiño” que llamó “negro de mierda” a un sargento