Caos en la FIMO

|

El Sergas citó el pasado jueves a 6.000 personas de la comarca en la FIMO, y los distribuyó en unos pocos tramos horarios, provocando un gran atasco de coches. La policía local de Ferrol, con la ayuda de treinta voluntarios de Protección Civil, trabajó mucho y bien para organizar esta riada y minimizar sus efectos. Por cierto, la ayuda de otros concellos para agilizar la vacunación de sus propios vecinos, brilló por su ausencia salvo un ligero refuerzo enviado por As Pontes. Con diecinueve puestos dentro del pabellón, el Sergas puede estar en condiciones de vacunar a 6.000 personas diarias, pero debería coordinarse con los responsables locales para reducir al máximo las molestias a las personas citadas.


El caso es que contra todo pronóstico, la campaña avanza razonablemente bien, y la inmunidad de rebaño aparece ya a corto plazo, por lo que sería lamentable morir ahogados en la orilla.

Caos en la FIMO