Las obras del CHUF dejan ver ya las paredes del nuevo edificio y las bases del segundo inmueble

Las obras del Marcide se encuentran muy avanzadas en el primer nuevo edificio se ha pasado del esqueleto a contar ya con paredes | j.meis
|

Aunque el cambio exterior es notable y el primer edificio que se está levantando en el CHUF ha dejado de ser un esqueleto para comenzar a contar ya con paredes, los grandes cambios se están viviendo en los interiores, tanto del Arquitecto Marcide como del Hospital Naval, a donde se están trasladando servicios que volverán a su puesto una vez adecuados los espacios principales.


Trabajos en la farmacia provisional y en la planta 1 para el hospital onco-hematológico

Los trabajos en el hospital naval, que forma parte del Complejo Hospitalario Universitario, continúan también a buen ritmo, teniendo en cuenta que el vaciado de espacios de la planta 0 ha permitido comenzar con la farmacia provisional, en la que se está trabajando. En la planta 1 se avanza en la habilitación del que será hospital de día onco-hematológico provisional, tras haber trasladado pediatría a la planta tercera. En la segunda se está adecuando el laboratorio de microbilogía. Estas actuaciones están muy adelantadas y concluirán en los próximos meses.


Actualmente ya se está actuando en los espacios que han quedado liberados en el sótano, con los traslados de servicios al naval y se ha demolido una parte del espacio que acogerá el nuevo Servicio de Radiodiagnóstico.


Precisamente para avanzar en la adecuación de este nuevo servicio, ha sido necesario desplazar del sótano los módulos de almacenaje y residuos y se está actuando, además, en la plancha de los jardines principales de la fachada de la residencia.


Espacios provisionales que permiten aliviar áreas en el Marcide

La puesta a disposición de los tres nuevos espacios en el Naval –hospital de día, laboratorio y farmacia– es el próximo hito de la actuación. Se trata, de todos modos, de una ubicación con carácter provisional en esta macro-obra, ya que todos estos servicios volverán a pasar en un futuro a los edificios del Arquitecto Marcide, una vez que concluyan las actuaciones pertinentes en los nuevos inmuebles del CHUF.


En cuanto al exterior, se han hecho ya los accesos para facilitar el flujo interno de tráfico en el recinto durante las obras, con una rampa de salida de suministros, almacén y mercancías, con salida por la parte inferior de la parcela, hacia la calle Irmandade de Doadores. Cuando los trabajos concluyan, esta zona será la destinada a área reservada para entrada de suministros y retirada de residuos. En la zona, de hecho, ya se está demoliendo un anexo del edificio. También se ha desplazado la entrada de Urgencias y las máquinas operan ya en el segundo edificio nuevo, del que se están levantando las bases.


Esta primera fase de las obras suma 58 millones de euros e incluye los dos edificios nuevos. 

Las obras del CHUF dejan ver ya las paredes del nuevo edificio y las bases del segundo inmueble