Concello y APIN facilitarán el alquiler de viviendas a personas en situación de riesgo social

Ángel Mato y Francisco Pérez firmaron ayer el convenio | daniel alexandre
|

Favorecer el acceso a una vivienda de alquiler a las personas en situación de vulnerabilidad y riesgo social usuarias del plan municipal “Ferrol, Cidade Inclusiva”. Con este propósito se firmó ayer el primer convenio de colaboración entre el Concello de Ferrol y la Asociación de Profesionales Inmobiliarios del Noroeste (APIN), dirigido a personas que aún con recursos económicos limitados, tienen como prioridad pagar la vivienda pero que se encuentran con dificultades para acceder a la misma por prejuicios sociales.


Tanto el alcalde, Ángel Mato, como el presidente de la entidad, Francisco Pérez, destacaron la importancia de este apoyo en un momento como el actual, marcado por la delicada situación en todos los ámbitos derivada de la pandemia.


En base a este acuerdo, fruto del trabajo conjunto realizado desde el área de Benestar Social que dirige Eva Martínez y la propia asociación, se establece el programa “Vivenda Inclusiva”. El servicio, “pioneiro”, servirá de marco para llevar a cabo acciones de mediación y asesoramiento con el fin de facilitar y agilizar el acceso a las viviendas de alquiler velando por los intereses tanto de los inquilinos como de los propietarios.


Se trata de un programa piloto que se activará mañana mismo para prolongarse inicialmente durante seis meses, hasta el 15 de octubre, sin descartar su ampliación en caso de ser necesario.


Al Concello le corresponderá hacer frente a gestiones como la selección de las familias –de entre las participantes del plan “Ferrol, Cidade Inclusiva”– cuya situación se adapte a las características del programa y dispongan de ingresos suficientes para asumir gastos derivados de la vivienda. También mediar para el acceso a la misma y dar a conocer las inmobiliarias participantes, que serán reconocidas como colaboradoras del plan de inclusión de Ferrol. Informará asimismo a los implicados del estado de la tramitación, los plazos de pago y duración de las posibles ayudas, acompañará en la búsqueda de alojamiento y realizará un seguimiento periódico con visitas domiciliarias por parte del personal técnico municipal durante la duración del programa.


Una vez firmado el convenio, se iniciará la demanda de búsqueda de vivienda mediante una petición formal a la APIN, especificando las necesidades y características de la vivienda solicitada en cada caso.


La asociación, por su parte, remitirá al Concello la relación de inmobiliarias interesadas en participar en el programa. 

Concello y APIN facilitarán el alquiler de viviendas a personas en situación de riesgo social