El Baxi se da un baño de ferrolanismo

Foto | D. Alexandre
|

No ha podido acompañarlo durante buena parte de la temporada, pero la afición ferrolana recompensó a su equipo con un caluroso homenaje en el día después de que se concretase ese ansiado, peleado y merecido ascenso a la Liga Endesa. El Baxi Ferrol vuelve por la puerta grande a la máxima categoría y lo hace de la mano, como no podía ser de otra forma, de sus incondicionales. También con el reconocimiento del Concello de Ferrol, cuya corporación municipal lo recibió ayer en la casa consistorial. Era el acto protocolario de una fiesta que, sobre todo, sirvió para reconocer el trabajo de todos y cada uno de los miembros del club.


Si algo ha conseguido en los últimos años el Baxi Ferrol es ganarse la simpatía de los ferrolanos, identificados con un equipo que, como el alcalde, Ángel Mato, recordó en la ceremonia, “ten a capacidade de sobrepoñerse á situación e non se da por vencido... como lle pasa a esta cidade”. Un símil muy acertado para una entidad a la que agradeció “la ilusión” que ha generado y que “conta co alento e o aplauso de todos os ferroláns”, remarcó antes de emplazarlos para, en un futuro muy cercano, “seguir festexando éxitos”.


Capitana

Antes de que la plantilla recibiese de los miembros de la corporación un recuerdo institucional por su hazaña, su capitana, Patri Cabrera, aprovechó la ocasión para repartir agradecimientos entre todos aquellos que han sumado para que el ascenso fuese posible.


Visiblemente emocionada y con la voz entrecortada, la canaria no se olvidó de nadie. Desde el patrocinador principal, Baxi, hasta el Club de Amigos del Universitario Ferrol, así como al propio Concello, “que han seguido apostando” por el equipo a pesar de la situación”.


En nombre de todo el grupo, tuvo un recuerdo especial también para todas las jugadoras que la anterior campaña arrancaron este proyecto que ahora cuajó y, muy especialmente, para el anterior presidente, Leopoldo Ibáñez, “una pieza fundamental”. La actual directiva, “por creer en este equipo”; el cuerpo técnico, “que trabajó día y noche creyendo que era posible”; o las canteranas Sonia Bra y Carla Peña, que las acompañaron durante la pretemporada, recibieron también el reconocimiento por parte de la portavoz de un grupo que no se olvidó de quienes las han “cuidado” toda la campaña: la Clínica Brage y Bio Zen Podología Biomecánica.


Emoción

Cabrera se quebró al recordar a esa afición “que el año que descendimos no dejó de apoyarnos y nos ayudó a levantarnos” y, sobre todo, a sus compañeras, a las que agradeció “cada día, cada momento que hemos vivido. En los malos nos levantamos juntas y en los buenos hemos disfrutado como niñas”. Y, de entre todas, destacó la figura de una Jenna Allen a la que una lesión apartó de las pistas el pasado diciembre, lo que no impidió que siguiese siendo una pieza fundamental en el equipo y en el ascenso”.


Santi Rey, presidente de la entidad, resumió el sentir de toda una temporada desvelando lo que Lino López le advierte siempre al conformar la plantilla: “Lo primero es elegir buenas personas”, a lo que el mandatario apostillaba que “esta temporada elegimos a las mejores”.


Fue el colofón al acto institucional porque desde fuera ya se oían los cánticos de los varios centenares de seguidores que se habían dispersado por la plaza de Armas esperando aclamar a su equipo. Una pequeña gran familia entre la que se encontraban muchos jugadores y jugadoras de la base que jaleó a todas y cada una de las integrantes de la plantilla y el cuerpo técnico que desfilaron por el micrófono agradeciéndoles su apoyo y prometiéndoles nuevas alegrías.


El icónico “sé que aquí nací y aquí quiero quedarme” de Los Limones cerró el telón oficial para dar paso a un, dadas las circunstancias, contenido baño de cariño a pie de plaza en el que las fotos, los autógrafos y algún que otro abrazo furtivo revivieron lo que pretenden que sea la esencia de este club: una familia en la que (también) se juega al baloncesto.

El Baxi se da un baño de ferrolanismo