Un Baxi Ferrol que sabe sufrir y ganar

Patricia Benet fue la jugadora más valorada del partio y su actuación fue determinante en la reacción de las ferrolanas
|

El Baxi Ferrol es, en esencia, un equipo. Una suma de jugadoras puede atacar muy bien, meter muchos puntos, tener momentos de inspiración... pero solo un equipo puede construir una victoria desde la defensa como el conjunto departamental lo hizo ayer. Esa concepción grupal lo llevó invicto hasta la fase de ascenso y ese mismo tótem lo ha puesto en la semifinal del torneo. Ese partido mágico en el que se decide el ascenso.


En treinta minutos de libro, el cuadro que dirige Lino López superó ayer a un UCAM Primafrío Jairis que demostró contar con un buen puñado de jugadoras con talento, que se desempeñan bien “a favor de obra”, pero que cuando las cosas se torcieron acabaron haciendo la guerra por su cuenta. Y llegamos así a otra de las máximas de cualquier buen equipo: estar unido en las maduras... pero también en las duras.

Lo había demostrado en su estreno frente al Advisoria Maresme y lo corroboró ayer ante la formación murciana en un choque cuyo arranque se pareció mucho al primero. El Baxi Ferrol volvió a salir titubeante. Lucha contra la presión, pero con el palmarés que atesora –ayer sumó su vigésimo octava victoria consecutiva en liga– y lo que hay en juego, el miedo a perder parece inevitable. Solo así se explica los titubeos de las ferrolanas ante un rival que, con la lección aprendida, salió enchufado, dispuesto a jugarse el todo por el todo en esos primeros minutos.


Y vaya si lo hizo, porque el UCAM Primafrío Murcia, con una defensa muy intensa, dejó sin ideas ofensivas al equipo de la ciudada naval, al que le costó mucho ver aro en los primeros minutos. Las murcianas arrancaron con un parcial de 2-11 gracias, en buena medida, a las facilidades de un Baxi Ferrol más frío de lo habitual, lento en las ayudas y que le concedió tiros liberados en el pase extra. Y como calidad les sobra, Breedlove y compañía fusilaron al conjunto departamental con cuatro triples que le dieron una máxima renta de diez puntos.


Una ventaja que mantuvieron al término del primer cuarto a pesar de que, para entonces, con la entrada de Padri Benet en el campo y un par de lanzamientos exteriores de Irene Gari y Patri Cabrera, el Baxi Ferrol comenzaba a sentirse más suelto.


Reacción

Pero fue en el segundo cuarto en el que las de Lino López dieron un golpe en la mesa para evitar que su adversario se le subiese a las barbas. Las concesiones se habían acabado. Enfundado en el mono de trabajo, el conjunto ferrolano picó piedra en defensa. Una recuperación había firmado en el primer cuarto; cinco logró en apenas unos minutos del segundo. Un cambio radical de actitud que rebajó los porcentajes de acierto de un UCAM Primafrío Jairis que se dio de lleno con la cruda realidad.


Podría decirse que la segunda unidad del Baxi Ferrol marcó ayer diferencias, pero eso sería recuperar un concepto añejo de titulares y suplentes que no va con este equipo. Más correcto sería afirmar que el cuadro de Lino López tiene muchos puntos en el banquillo, salga quien salga de él. Ayer, concretamente, 41, más de la mitad de los que anotó. Y un buen puñado de ellos los aportó Natalia Rodríguez que, con ocho consecutivos fue clave en la remontada de un Baxi que, con un parcial de 15-2, tomó las riendas del partido (30-27) para no soltarlas jamás.


Cinco triples contribuyeron decisivamente a que el Baxi Ferrol llegase por arriba en el marcador al descanso (38-34) pero, sobre todo, a mostrar las grietas de un UCAM Primafrío Jairis que se hicieron más palpables en el arranque del segundo tiempo. Aunque las murcianas empataron de salida, un nuevo parcial de 11-2 para las ferrolanas elevó su renta por encima de los 10 puntos (52-40) y desarboló a su oponente.


Ni Miscenko parecía tan alta y fuerte –bravo trabajo de Swart y Aijanen–, ni Breedlove tan decisiva y Tudanca seguía sin poder entrar en juego. Solo Lynn Leaupepe –el duelo de gemelas con Dynn fue de lo mejor del partido– mantuvo el tipo, aunque “a su aire” en un UCAM que recibió la sentencia con dos triples de Cabrera antes de que acabase el tercer cuarto (62-46).


Dieciséis puntos de renta pueden no ser definitivos –que se lo pregunten al Celta en su derrota ante el Barça CBS–, pero cuando enfrente está un Baxi Ferrol con jugadoras que trabajan tan bien sin estridencias –mención especial merece ayer Salas–, sí resultaron una losa demasiada pesada para el UCAM Primafrío Jairis al que, cuando se le apagó la luz, no supo cómo encenderla.


Construcción Ardoi espera. Una victoria más y el Baxi Ferrol será de nuevo equipo de la Liga Endesa. 


Ficha

77 Baxi Ferrol (15+23+24+15): Brooke Salas (14), Laura Fernández, Irene Gari (5), Dynn Leaupepe (13), Anniina Aijanen (4) –equipo inicial–, Patri Cabrera (12), Julieta Mungo, Patri Benet (13), Natalia Rodríguez (11), Andrea Boquete (2) y Sune Swart (3).

62 UCAM Primafrío (25+9+12+16): Breedlove (9), Lynn Leaupepe (18), Marín (3), Miscenko (9), Marta Tudanca (6) –equipo inicial–, Laura Fernández, Mataix (3), Sánchez, Fernández (2), Contreras, De Sousa (8) y Aracil (4).

Árbitros: Presseger Bombardo, Hernández Cavañeras, Alejo Sánchez. Sancionaron con 18 personales al Baxi y con 16 al UCAM Primafrío Jairis. Sin eliminadas.

Un Baxi Ferrol que sabe sufrir y ganar