El Puerto mejora las cifras de exportaciones del arranque de 2020

La madera y los componentes eólicos son dos de las mercancías que se embarcan en las instalaciones portuarias de Ferrol | jorge meis
|

Poco a poco, pero sin pasos atrás. El Puerto de Ferrol mantiene su tendencia al alza en las operaciones de carga y los últimos datos del organismo Puertos del Estado –que agrupa a las 28 autoridades portuarias de interés general– constatan un incremento en las exportaciones desde las dársenas locales con respecto al mismo periodo del año 2020. Las cifras, eso sí, son muy similares y la mejoría es de apenas una décima, suficiente, en todo caso, para prolongar una tendencia constante a lo largo del último lustro.


En el arranque del ejercicio, meses de enero y febrero, por las radas de Ferrol y San Cibrao se embarcaron más de 345.000 toneladas de mercancías –graneles sólidos y líquidos y carga general–, lo que supone el 26,5% del tráfico total –incluidas las importaciones–, que superaron las 1.303.400 toneladas. Es una décima más que en el mismo periodo del año pasado, cuando todavía no había estallado la crisis sanitaria.


Las cifras mejoran asimismo los balances finales de los dos últimos ejercicios, 2019 y 2020, cuando el porcentaje de exportaciones se situó en el 20,86 y el 23,47%, respectivamente, rebasando así el techo histórico del organismo que preside Indalecio Seijo y que se estableció en la quinta parte del total del tráfico de mercancías por vía marítima.


En el aumento del peso relativo de las exportaciones en los dos últimos años –principalmente el 2020, cuando se cerró sin una sola descarga de carbón, hasta entonces la principal mercancía con la que operaba el Puerto– ha jugado un papel importante la caída de las descargas de graneles sólidos, aunque en ambos casos el incremento se produjo también en términos absolutos, es decir, más mercancías embarcadas que en los ejercicios anteriores. En 2019 se cargaron 2.274.000 toneladas, por las 2.269.000 registradas al cierre de 2020, guarismos que reflejan una consolidación de la capacidad exportadora de la Autoridad Portuaria local.


Por segmento

En cuanto a la repercusión de las operaciones de carga en los tres segmentos más importantes, la fotografía en el arranque de este año mantiene la jerarquía. Los graneles sólidos acaparan más de la mitad de los embarques, con cerca de 198.000 toneladas –aunque un 13% menos que 2020–, mientras que la mercancía general pasa de las casi 98.000 a las 83.500 de enero y febrero, un 14,5% menos. En el otro lado de la balanza se encuentran los graneles líquidos, que siguen su tendencia al alza. El porcentaje de subida con respecto a hace doce meses supera el 9% y ya sube de las 64.100 toneladas.


En los dos tipos de carga a granel, sólida y líquida, el organismo portuario local se sitúa en los puestos 7º y 8º del sistema estatal, por la decimosegunda posición de la mercancía general.

El Puerto mejora las cifras de exportaciones del arranque de 2020