Navantia avanza en la aplicación de las tecnologías 4.0 al astillero ferrolano

La construcción de estructuras offshore es uno de los pilares del astillero fenés de Navantia | j.m.
|

El camino hacia el astillero 4.0, buscando la implementación de soluciones tecnológicas para hacer frente a procesos de fabricación de componentes navales, avanza a través de la iniciativa F4ST, que desarrolla Navantia, junto a sus socios tecnológicos Aimen, Electrorayma, Intaf, OMT y Tecoi, que ayer expusieron vía telemática los avances alcanzados hasta el momento, con el horizonte puesto en 2022 y un presupuesto en torno a los diez millones de euros.


Representantes de las empresas que participan en esta iniciativa explicaron pormenorizadamente cada uno de los trabajos que se está desarrollando, tras la apertura del evento por parte de Adolfo Lamas –Navantia– y Daniel Gesto –Centro Tecnológico Aimen–, lo que supone el desarrollo de tecnologías 4.0 para el astillero.


El proyecto F4ST busca la implementación de esas soluciones tecnológicas, con la optimización de los procesos de fabricación de componentes navales complejos en las líneas de fabricación de subbloques y de componentes de eólica marina.


De hecho, la aplicación de estas tecnologías 4.0 está centrada en dos líneas de fabricación que se desarrollan en el astillero y en las que se va a centrar la inversión para el astillero de Ferrol-Fene, la línea de fabricación de subbloques y la de subestructuras para la industria offshore.


Tecnologías como la robótica, la visión artificial, la digitalización de procesos o el desarrollo de gemelos digitales de planta y proceso son aplicadas para poder modernizar los sistemas de trabajo de la factoría.


Avances

Los representantes de las diferentes empresas implicadas en esta iniciativa dieron a conocer los avances que hasta el momento se han realizado en el marco del proyecto, tanto en la fabricación de subbloques –pretende encontrar una solución tecnológica para integrar una plataforma digital que comunique dispositivos de campo heterogéneos entre sí– como en la eólica marina –desarrollo y demostración de un taller de nudos para la fabricación avanzada de componentes offshore–, con el fin de conseguir un incremento de la eficiencia, la productividad, la sostenibilidad y la calidad en los productos realizados.


El objetivo final es que estos avances consigan para los astilleros de Navantia en Ferrol y Fene un mayor grado de diferenciación y así consolidarán, como explicaron los directivos de la factoría, “su posicionamiento como referente en la construcción de buques militares y estructuras offshore”.


El proyecto F4ST cuenta con un presupuesto cercano a los 10 millones de euros y está subvencionado por la Axencia Galega de Innovación, apoyado por la Consellería de Economía, Emprego e Industria de la Xunta de Galicia y cofinanciado por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional para el periodo 2014-2020. 

Navantia avanza en la aplicación de las tecnologías 4.0 al astillero ferrolano